Lineamientos generales para el diagnóstico del Paciente


Según la investigación To Err is Human: Building a Safer Health System (“Equivocarse es humano: Construyendo un sistema sanitario seguro”, 2000). Los expertos estiman que hasta 98.000 personas mueren en un año determinado por errores médicos que ocurren en los hospitales.


La cifra es mayor a morir por un accidente automovilísticos, cáncer de mama o SIDA, tres causas que reciben mucha más atención pública. De hecho, más personas mueren anualmente por errores de medicación que por lesiones en el lugar de trabajo.


A esto, hay que agregar el costo financiero y como si vamos sumando, un mal diagnóstico se eleva como un problema público y privado.


Por lo tanto, los errores médicos y la disparidad entre la incidencia del error y la percepción es un detalle al que debemos prestar mucha atención. Aunque también no podemos dejar de lado que es una cuestión en dónde otros aspectos circundantes como; la legislación, la regulación y la actividad del mercado influyen en la calidad de la atención brindada por las organizaciones de atención médica.


9 Lineamientos generales para el diagnóstico del Paciente


Se identifican los siguientes objetivos para realizar un diagnóstico claro según la revista CONAMED:


Conservar una estrecha relación con el paciente y mantener una actitud propositiva.

1.Ponerse en lugar del paciente y no juzgar prematuramente sus reacciones.


• No actuar con discriminación (social, de etnia, de género y/o cultural).

• Ser tolerante y mostrar interés en su padecimiento.

• Mostrar una actitud optimista.

• Mantener la confianza del paciente y sus familiares.

2. Comunicar permanentemente al paciente y sus familiares.


• Dialogar con el paciente sobre su enfermedad y hacerlo partícipe del manejo integral.

• Hablar siempre con un lenguaje entendible.

• Informar sobre los avances, no sólo lo negativo.

• El diagnóstico debe ser discutido primero con el paciente, cuando el caso lo permita.

• Evitar falsas expectativas sobre el pronóstico de su enfermedad.

• Explicar el beneficio de un tratamiento convencional.

• Informar sobre efectos secundarios al tratamiento y sobre el pronóstico.

• Informar sobre los riesgos potenciales de cáncer en los familiares del paciente.

• No dar noticias fatalistas.

3. Establecer un diagnóstico y tratamiento oportuno.


• No demorar injustificadamente la atención.

• Utilizar protocolos diagnósticos y terapéuticos probados, tomando en cuenta las condiciones clínicas de cada paciente.

• Fomentar la atención especializada y multidisciplinaria.

4. Integrar un expediente clínico completo en el paciente con cáncer.


• El expediente clínico es un documento legal.

• Documentar en el expediente clínico todas las acciones médicas realizadas por el personal de salud.

• Todas las acciones médicas deben estar firmadas por el médico responsable.

5. Elegir el momento y sitio adecuado para dar a conocer un diagnóstico de cáncer.


• Elegir el sitio adecuado con privacidad, para discutir el diagnóstico, con el paciente y/o sus familiares.

• No mentirle al paciente y ser muy claro.

• No se debe dar un diagnóstico como posible o sospecha de cáncer, hasta tener la confirmación histopatológica de malignidad.

• Evitar consultas por teléfono, radio, carta e internet

6. Asegurar el entendimiento y aceptación de los procedimientos diagnósticos y terapéuticos propuestos a través de un consentimiento informado específico.


• Solicitar el consentimiento del paciente para recibir el tratamiento acordado.

• Obtener la firma del consentimiento informado para procedimientos diagnósticos con riesgo.

• Asegurar que el consentimiento informado contenga la información que explique el procedimiento al que se va a someter al paciente.

7. Ejercer una práctica clínica con bases éticas y científicas.


• Sólo actuar cuando se tiene la capacidad reconocida y se cuenta con la especialidad y la certificación correspondiente.

• Evitar prácticas inspiradas en la charlatanería.

• No simular tratamientos

• En caso de que el paciente solicite una segunda opinión, sugerir que sea tratado por un médico certificado.

• Mantener una actualización médica permanente.

8. Asegurar al paciente una atención integral, continua, resolutiva y rehabilitatoria.


• Conocer la capacidad instalada de la unidad de salud donde se pretende dar la atención médica.

• Informar al paciente y su familia sobre la capacidad instalada de la unidad de salud.

• Referir a otro centro de especialidad cuando no se le garantice seguridad al paciente en las instalaciones.

• Preferir cuando sea posible centros oncológicos calificados y/o certificados.

9. Atención especial al paciente en fase terminal.


• Atención especial del manejo del paciente en fase terminal.

• Procurar la mejor calidad de vida posible.

• Control del dolor.

• Tratamiento psicológico especializado.

• Apoyar la atención domiciliaria en la medida de lo posible.


Conamed pdf; Recomendaciones. Lineamientos generales para la Seguridad del Paciente hospitalizado


No olvides leer; Normas que regulan el manejo del expediente clínico

Te recomendamos;


Fuente: https://www.saludiario.com/recomendaciones-para-mejorar-el-diagnostico-en-los-pacientes/

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2015 by AMED-L Asistencia y Representación Jurídica para su profesión

Todos los anuncios comerciales y contenidos de este sitio, asi como los logotipos mostrados son propiedad de AMED-L Marca registrada y seran utilizados en prueba a quien infrinja contra las normas de privacidad en ley vigente hacia nuestra empresa. AVISO DE PRIVACIDAD