Habilidades empresariales que todo médico debe poseer


Medico Empresario

Cuando el médico concluye los largos años de su formación se enfrenta a un nuevo reto: establecer y desarrollar su práctica profesional privada. Tal vez se asocie con algunos compañeros y juntos alquilen un consultorio, en ocasiones uno de sus maestros lo invita a colaborar con él.


Independientemente de las circunstancias, hay algo que probablemente nadie le ha enseñado al joven doctor: al practicar la medicina en el ámbito privado ha dado el primer paso para emprender y debido a la naturaleza humanística de su profesión, se convierte, tal vez sin saberlo, en un “emprendedor”.


Para no fracasar en este proceso es necesario que como médico desarrolles ciertas habilidades que favorezcan el ejercer de tu profesión.

Habilidades empresariales que todo medio debe poseer


1. Amas lo que haces. Si te gusta lo que haces, siempre vas más allá que los demás y además lo presumes, podría decirse que estás del otro lado. La pasión por lo que haces es un requerimiento importante para empezar cualquier proyecto empresarial. Si actualmente pones todo tu empeño en hacer lo que haces, imagina lo que serás capaz de hacer en tu propio consultorio o clínica médica.


2.Vas a contracorriente. Si no eres del grupo de personas a las que les gusta seguir las reglas y haces todo lo posible para mejorar tu entorno laboral para que los pacientes se sientan mejor, entonces serías mejor emprendedor que empleado. Si la palabra innovación es parte de tu vocabulario diario, entonces es la señal para emprender.


3. Siempre buscas mejorar. No ser el empleado del mes no significa que estés ávido de hacer las cosas mejor para que los procesos sean más rápidos en favor de los pacientes y del prestigio de la clínica. Si decides montar tu propio consultorio entonces podrías agregar un valor extra a tus servicios de salud.


4. Te sientes bien con los cambios. Ninguna empresa, incluyendo a las clínicas u hospitales, pueden durar por mucho tiempo sin algún tiempo de cambio. El mercado y los pacientes así lo demandan. Si eres un emprendedor nato, entonces harás todo lo posible por estudiar las últimas tendencias para mejorar algunos aspectos del negocio.


5. No tienes miedo al fracaso. El fracaso es una palabra que a muchas personas les da pavor, lo que ocasiona que nunca se atrevan a iniciar un camino en solitario. Pero si en tu mente el concepto de fracaso no existe, entonces lo intentarás una y otra vez hasta que logres alcanzar tus metas. Ten en cuenta que el mundo de los negocios los fracasos realmente son oportunidades para aprender y salir adelante.



Fuente: https://bit.ly/3vqWqlP

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes