5 tips para que logres tus propósitos de Año Nuevo como profesional de la salud


Propósitos de Año Nuevo: Enero puede ser un tiempo de reflexión. Lo ideal es que pensemos en el año pasado; recordar los últimos doce meses puede servirnos para aprender de las experiencias y renovar tanto nuestras prioridades como objetivos.


¿Evitas los propósitos de Año Nuevo porque no se cumplieron tus metas el año anterior?


No desfallezcas. Ya sabemos que es más fácil renunciar o no plantearse ninguna meta en la vida, pero lo bueno, lo que merece la pena, siempre requiere de esfuerzo, porque la recompensa es increíblemente mejor que el no hacer nada.


Tal vez te hayas convencido de que no puedes cambiar tus hábitos. Entonces, ¿qué sentido tiene intentarlo?, te preguntarás. ¿Cómo abandonar el pasado para crear un espacio para las posibilidades del futuro? Hoy intentaremos darte unos cuantos consejos para que tus propósitos lleguen a buen puerto.


Los propósitos de Año Nuevo son una excelente forma de que nuestro cerebro se centre en lo que quiere lograr en el próximo año. Cuanto más tiempo dediquemos a reflexionar e incluso a anotar nuestros objetivos, más involucrado estará el cerebro en el proceso. Básicamente, estás reclutando la ayuda de tu cerebro y, afortunadamente para ti, tu cerebro es tu aliado más fuerte en la consecución de esos objetivos.


No confíes en la fuerza de voluntad, no es la forma de enfocar este proceso, pues la fuerza de voluntad surge de una parte del cerebro, la corteza prefrontal, que se sobrecarga y agota fácilmente. Lo que funciona mucho mejor, dicen los expertos, es entrenar otras partes del cerebro responsables de vincular las emociones positivas a los nuevos hábitos y acondicionarse a nuevos comportamientos.

Haz que esta época del año te ayude a crear un ambiente que apoye el cambio positivo y el avance hacia tus objetivos.


5 tips para que logres tus propósitos de Año Nuevo como profesional de la salud



Ser realista

Una cosa acerca de poder lograr metas es que deben ser realistas. Ciertamente, las metas pueden ser ambiciosas, pero recuerda que no debes intentar algo que sea demasiado lejano o poco realista.


Planifica con anticipación

La víspera de Año Nuevo probablemente no sea el mejor momento para comenzar a planificar el próximo año. Esperar hasta el último minuto significa que las decisiones pueden basarse en la mentalidad de ese día en particular en lugar de un enfoque más mesurado. En cambio, se debe planificar una resolución de Año Nuevo mucho antes de que llegue el 31 de diciembre.


Describe tu plan

Instituir cambios incluye hacer planes sobre cómo lidiará con la tentación de saltarse una clase de ejercicios o de fumar un cigarrillo más, por ejemplo.


Haga una lista de pros y contras

Es importante considerar todos los ángulos de una resolución. Tal vez sea el momento adecuado, y tal vez no: piensa en esa idea antes de sumergirte.


Habla al respecto

No guardes una resolución en secreto. Trae a familiares y amigos al redil y, con su ayuda, las metas serán más fáciles de lograr. Las personas que se preocupan estarán allí para apoyar la resolución de cambiar los hábitos para mejorar o mejorar la salud en general.


 

Fuente: https://bit.ly/30KfJg1

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square