7 Fundamentos del diagnóstico médico

September 22, 2020

 

 

Una buena relación con el paciente, anamnesis depurada, examen físico preciso y correcto razonamiento médico. Los exámenes complementarios son útiles para verificar las hipótesis diagnósticas planteadas. El incumplimiento de estos pasos solo genera gastos y riesgos innecesarios para los pacientes.

 

Los fundamentos del diagnóstico son:

 

1. Identificar correctamente las sensaciones del paciente.

 

2. Recoger los datos con precisión.


3. Describir adecuadamente los síntomas y signos encontrados.


4. Elaborar la hipótesis diagnóstica que explique las manifestaciones del paciente.


5. Comprobar la hipótesis planteada y en caso que se rechace elaborar una nueva hipótesis.


6. Poseer conocimientos, habilidades, experiencia, sentido común, prudencia, intuición y buen juicio.


7. Aplicar correctamente todos los pasos del método clínico.

 

La descripción detallada de los síntomas y signos es la única forma de darle una calificación que los haga útiles para el diagnóstico.

 

La diferencia entre el médico inexperto y el experto es que el primero interroga, examina e investiga al paciente esperando encontrar algo sin saber específicamente lo que es, el segundo tiene el objetivo específico en la mente y ajusta la estrategia diagnóstica hacia ese objetivo.

 

Seleccionar, agrupar, combinar e integrar los datos relevantes a partir de todo el conjunto de informaciones que obtenemos del interrogatorio, examen físico y exámenes complementarios, es el punto crucial y la base del diagnóstico.

 

No realice en sus pacientes ningún examen que usted no haría en sí mismo o en sus familiares en idénticas circunstancias. No indique exceso de exámenes que eventualmente puedan colocar a su paciente en riesgo de complicaciones iatrogénicas.

 

De cada examen complementario tener en cuenta su sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo y negativo, según el estado evolutivo de la enfermedad. Hasta un estudio de imagen, interpretado fuera del contexto clínico del paciente, puede carecer de significado y conducir a errores.

 

Los exámenes deben indicarse en la secuencia correcta: del más barato al más caro, del más simple al más complejo y del menos riesgoso al más arriesgado. En situaciones de emergencia, a veces es necesario optar por el procedimiento con mayor capacidad de brindar una respuesta inmediata, independientemente de su costo y riesgo.

 

Fuente: http://www.revmgi.sld.cu/index.php/mgi/article/view/17/13

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2015 by AMED-L Asistencia y Representación Jurídica para su profesión

Todos los anuncios comerciales y contenidos de este sitio, asi como los logotipos mostrados son propiedad de AMED-L Marca registrada y seran utilizados en prueba a quien infrinja contra las normas de privacidad en ley vigente hacia nuestra empresa. AVISO DE PRIVACIDAD