¿Has delegado demasiado en tu consultorio?, cómo saberlo y qué hacer al respecto

November 7, 2018

 

Un líder debe aprender a delegar tareas para poder enfocarse en lo más importante del negocio. Aunque para muchos este tipo de iniciativas puede resultar poco naturales, para algunos profesionales de la salud puede resultar incluso demasiado fácil dejar ir algunas tareas.

En casos extremos, delegar en exceso dentro del consultorio puede resultar completamente contraproducente. Aunque puede ser difícil de detectar, generalmente se expresa de la misma manera: frecuentemente hay problemas de comunicación con tu equipo de trabajo, te enteras de problemas o logros en el último segundo posible, tus colaboradores y tú tienen constantes discusiones sobre cuáles son las prioridades que se siguen y cuáles debería haber en el negocio.

 

Si te encuentras en una situación similar, probablemente el problema es que has delegado demasiadas tareas dentro del consultorio. Pero si quieres volver a internarte en la actividades diarias sin que tu llegada provoque un desequilibrio todavía más severo en el desempeño del negocio y tus colaboradores, es probable que te convenga poner en marcha estas estrategias.

 

Toma el control de un proyecto simbólico
  • Una buena forma de volver a bordo del barco es proponer una iniciativa completamente nueva que tú vayas a liderar, como por ejemplo un nuevo programa para que los pacientes asistan más a  consultas de seguimiento. Además de permitirte reconectar con tu equipo, podrás observar de primera mano qué tipo de mecánicas no están funcionando en otras partes del consultorio.

Acércate a tu equipo en el consultorio y vuelve a empezar
  • Muchas veces las personas pueden olvidar la urgencia o la razón detrás de algunas tareas o actividades, especialmente si desde un principio las delegaste y las dejaste correr libremente. Si no estás teniendo los resultados que esperabas, es bueno que te sientes con los responsables del área y les recuerdes los objetivos y propósito específico de los procesos que no están rindiendo.

Nunca dejes de comunicar la visión de negocio
  • Aunque puedas creer que has comunicado perfectamente una y otra vez hacia dónde se dirige el consultorio y qué objetivos se persiguen, las personas pueden perder esta claridad con la ejecución de las tareas cotidianas. En cada oportunidad que puedas o que consideres necesario, refuerza el mensaje fundamental del negocio, incluido hacia dónde se pretende llegar en el largo plazo.

Fuente: https://saludiario.com/

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo