5 consejos para tener un consultorio más amigable


El cuidado por la calidad del trabajo del profesional de salud pone a menudo en segundo plano todo aquello que no está directamente relacionado con la medicina, olvidando a veces que la atención empieza por tener espacios amigables que ayuden a la tranquilidad del paciente. Mínimos cambios pueden hacer que paciente se convierta en el mejor promotor del consultorio.


Para lograr que tus clientes vuelvan y te recomienden es necesario sumar algunos aspectos clave para hacer de su experiencia una fuente de recomendaciones. Aquí te damos 5 consejos que puedes implementar:


Gestionar el tiempo

  • El tiempo es uno de los recursos más valiosos del profesional médico; un doctor que olvida la cita de un paciente o se le traspapelean unos estudios pueden traer molestos inconvenientes y complicar un día de trabajo. Para optimizar el funcionamiento administrativo del consultorio conviene usar un software especializado o implementar un sistema de planillas adecuado. Algunos consultorios siguen la práctica de confirmar por mail, teléfono o SMS cada turno con 24hs de anticipación para evitar demoras y turnos perdidos.

No descuidar la decoración y la organización del espacio

  • Los expertos afirman que los verdes y los azules claros tienden a ser los colores más relajantes y, por tanto, son recomendables para los espacios públicos en general. Son además colores ‘institucionales’ que suelen dar una imagen de seriedad. Por esta razón a la hora de decorar la sala de espera conviene adecuar el diseño a los pacientes que se suele atender. Un consultorio que se especializa en niños puede optar por colores algo más llamativos; los adultos pueden sentirse mejor ante una decoración clásica.

Usar espejos o cámaras ante la recepción

  • Puede parecer un detalle absurdo pero ciertos estudios psicológicos confirman que el personal de atención suele ser más amistoso cuando se siente ‘observado’. Tener un espejo o una cámara que te permita ver a la recepción puede mejorar la calidad de atención. Después de todo, son la primera cara en el consultorio, y nada empeora más una espera que una atención poco cordial.

Algo de entretenimiento

  • Algunos consultorios, además de ofrecer la clásica selección de revistas, instalan en sus salas de espera televisores o reproducen música. En caso de optar por esta opción, no hay que olvidar de controlar la programación y el volumen para que nadie se sienta incómodo. Además no olvides actualizar periódicamente las revistas y agregar ejemplares de varios periódicos para complementar la oferta.

Mistery Shopper

  • La técnica del ‘cliente incógnito´no funciona solamente para las grandes empresas, tú puedes también ocuparla, las ventajas es que no necesariamente tienes que contratar el servicio de alguien, pues bastará con que le digas a algún familiar o amigo que entre como cliente a tu clínica o consultorio y viva toda la experiencia. El objetivo será que descubra fallas invisibles desde adentro.

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo