10 libros que todo médico debe leer para evitar el síndrome burnout


síndrome burnout

Si esperamos prosperar en la práctica médica, necesitamos “capturar nuestros pensamientos” y redirigir cómo estos resultan en sentimientos, acciones y resultados.


Por lo tanto, a continuación, te presentamos 10 libros que todo médico debe leer para evitar el síndrome burnout y que te ayudarán a dirigir tu energía para explorar en ello según Dawn Sears.


1. “Tengo que hacerlo todo”. Cuando piensas y crees esto, creas una profecía autocumplida. Considera reemplazar esto con “Tengo la bendición de tener recursos y ayudantes”. Así como con “soy lo suficientemente bueno. Repasa “La mentalidad” de Carol Dweck.


2. “Odio mi trabajo”. ¿En serio? ¿Odias prevenir el cáncer, aliviar el sufrimiento o satisfacer una necesidad profunda? Revisa Start with Why de Simon Sinek.


3. “Me siento tan solo”. La soledad ya era una gran crisis de salud. Luego, el gobierno ordenó entrar en un aislamiento más profundo. El reencuadre puede ser “¿Con quién puedo encontrarme hoy?”. Lee, El coraje para construir relaciones nace de la autocompasión, de Kristin Neff.


4. “Todos se aprovechan de mí”. ¿Es verdad? ¿Es absolutamente cierto? ¿Y si lo contrario fuera igualmente cierto? Si es así, repasa Katie Byron y The Work.


5. “Me siento despreciado”. Por supuesto que sí. “No es trabajo de tu trabajo hacerte feliz. El trabajo de tu trabajo es darte trabajo y un cheque de pago”. Si te sientes despreciado trabaja en ti y obtén ayuda profesional. Mientras tanto, descarga los límites de Cloud y Townsend.


6. “No tengo suficiente tiempo en el día”. Descarga Atomic Habits de James Clear. Esto cambiará tu vida de maneras simples al ganar un tiempo para ti al día con regularidad: cambia la señal, el ansia, la respuesta y la recompensa.


7. “Nadie me está ayudando”. Ésta es una queja constante de las mujeres médicas. Nosotros (la sociedad) somos parte del problema. Las mujeres no preguntan de Babcock y Laschever es dolorosamente cierto y te ayudará a comprender el rol de la mujer en la práctica médica.


8. “Estoy demasiado agotado para pensar”. ¡Absolutamente verdad! Abre Restquiz.com para ver cuál de los siete tipos de descanso no estás recibiendo: físicas, mentales, espirituales, emocionales, sensoriales, sociales y creativas.


9. “Mi cerebro está abrumado”. Sí, y puede usar El cerebro que se cambia a sí mismo de Norman Doidge, para volver a cablear los circuitos para que no estén abrumados. Empieza por traer tu cerebro de regreso a su cuerpo.


10. “No tengo control”. Falso. Tú siempre tienes una opción. Edith Eger y Viktor Frankl comparten estas profundas verdades a través de sus experiencias en Auschwitz en Man’s Search for Meaning, The Choice and The Gift.


Lo más importante de estas lecturas es que te ayudarán a impedir que tus intrusiones mentales desagradables se vuelvan tóxicas y te permitirán recuperar el control de tu mente.


Conoce más en: Depresión médica y pensamientos que conducen a ella

Fuente: https://bit.ly/2TG1Bk8

Tags:

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes